Síguenos en las redes sociales  

Si a la vida, No al Suicidio

Desde hace un tiempo, cada vez se escuchan más noticias de suicidios y aunque este fenómeno afecta a personas de todas las edades, últimamente, en la mayoría de los casos se refieren a chicos y adolescentes.

Son varios los motivos que, a millones de mujeres y hombres, de todas partes del mundo los lleva a tomar esta tremenda decisión: la apatía, la falta de estima, un futuro incierto, ante tanta incertidumbre sienten que la vida no tiene sentido, el bullying también está destrozando la mente de niños de corta edad, por lo que muchos toman la decisión de quitarse la vida.

Los especialistas en el tema se preguntan por qué una persona toma esta decisión tan drástica. ¿Qué los impulsa a quitarse la vida? Nadie tiene una respuesta convincente. Todo son suposiciones, teorías, pero nadie encuentra una solución, por lo que poco a poco tiende a convertirse en una pandemia muy difícil de controlar.

Me gustaría ir más allá de la apreciación psicológica, teniendo en cuenta que dentro de cada uno de nosotros está el alma, nuestra mente, un lugar donde existe una tremenda batalla entre el bien y el mal, tema que hemos desarrollado en la Reflexión: Tom & Jerry. Cuando dejamos que el mal, se apodere de nuestra mente, nos manejará como marionetas y nos inducirá hacer todo el mal posible, hasta incitara a quitarnos la vida. Este nos hará sentir que no servimos para nada, que somos inútiles, que jamás lograremos nuestros sueños, que mejor estar muerto que vivir en este mundo tan complicado, te hará sentir depresión, desprecio por la vida, sin pensar en tus seres queridos, te humillará de tal manera que en un momento te sentirás como el peor de todos y es ahí donde comienzas a sentir la necesidad de quitarte la vida, creyéndote la mentira que dejaras de sufrir a la crueldad de este mundo que te atormenta día y noche.

El desprecio por la vida, vemos como otros también se suicidan, sin la intención especifica de hacerlo. Me refiero a todos aquellos que totalmente alcoholizados, o bajo los efectos de las drogas, se suben a un auto y viajan a toda velocidad, los que, en muchos casos, terminan estrellándose contra un árbol, un muro o con otros vehículos, causando su propia muerte y también en otros casos las de sus acompañantes. Los deportes extremos, los desafíos en Las redes sociales, muchos de ellos son para atrapar la atención de niños y adolescentes, que inocentemente caen en la trampa donde el premio no es dinero, ni orgullo, sino la muerte.
Si les preguntamos a esos jóvenes qué es lo que les impulsa a arriesgar de esa forma la vida, lo más probable es que las respuestas más generalizadas serían: Lo hacemos porque es divertido… No pasa nada… Está todo bien…Si todos lo hacen, por qué no hacerlo… Qué tiene de malo… Expresiones que sólo representan una total y absoluta irresponsabilidad y un desprecio imposible de comprender por la vida.

Desde hace varios años doy conferencias en, colegios, cadetes de escuela de policía, soldados y oficiales del ejército y otros ámbitos. Para mi sorpresa en todos los colegios secundarios, me encontré que el cien por cien de los jóvenes, sufren de baja autoestima, niños que padecen un profundo sufrimiento, depresión por este flagelo incontrolable, convertido en pandemia, llamado bullying. Toda esta influencia negativa en la mente frágil de un niño, la que no está preparada discernir de donde viene, esas ideas, pensamientos o tal vez voces que le hacen sentir que la vida no tiene sentido, en muchos casos puede terminar en suicidio.

En todos estos casos, ya sea un suicidio premeditado o improvisado puedo decirte con absoluta autoridad y certeza, que el problema es netamente espiritual.
Todos tenemos problemas, tristezas, desánimo, desilusiones. Lo terrible ocurre cuando influencias de orden espiritual, que no tienen nada que ver con Dios, más bien todo lo contrario, se aprovechan de nuestras emociones más negativas y nos llevan a una situación de desazón y desesperanza tan profunda que les es muy fácil poner en nuestra mente esos pensamientos de suicidio.

Jesús dijo: “Cuando el ladrón llega, se dedica a robar, matar y destruir. Yo he venido para que todos ustedes tengan vida, y para que la vivan plenamente”. Juan10:10. Con esta explicación puedes identificar fácilmente quien está detrás de la muerte y del suicidio.

Pero también puedes ver claramente que Dios te ofrece una clase de vida auténtica y con propósito. Si al leer esta reflexión te sientes identificado, es necesario que dejes de escuchar a ese enemigo que solo quiere tu muerte y toma la decisión de acercarte a Dios y pedirle que perdone tus pecados y ábrele la puerta de tu corazón para que el reine en tu vida y pueda darle sentido a tu existencia.

«Hay muchas clases de muerte y de suicidio, hay muchos muertos ambulantes por las calles de nuestra ciudad, pero hoy tú tienes la oportunidad de elegir la VIDA»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Más para Leer

blog-thumb
Latif

06-09-2009


blog-thumb
Alguien

25-10-2009


Un loco amor

15-08-2019


Compártelo

Escríbenos

Déjanos un mensaje